RSS

Lea y luego ingrese.

Lectores, lectoras, profundos, retoños oscuros, dioses exteriores y criaturas de las más variadas razas que ingresan a este espacio inexistente al tacto pero real a la vista, creo que llegó la hora de informarlos sobre lo que he dicidido llamar “La bitácora en la que nombramos a Cthulhu. En vano“.

Empecemos por el comienzo, aunque las cosas “in media res” siempre me gustaron más: el por qué del nombre. Corría el año… -ah, no, eso convertiría a esta entrada en algo sumamente aburrido-, vamos de nuevo. Para aquellos que no lo sepan, “Cthulhu” es la creación más grande del misterioso, xenófobo y solitario Howard Phillip Lovecraft, un escritor norteamericano de comienzos del siglo XX. Su obra es extensa, pese a que está escrita dentro de un período de aproximadamente 15 años y está conformada, en su mayoría, por cuentos y cuentos largos; sin embargo, también hay dos novelas que ocupan un lugar muy importante en su bibliografía.

Muy bien, ya tienen una idea sobre el nombre, ¿qué tal si hablamos del contenido? Ah, no les quedó claro lo del nombre… bueno a ver, en pocas palabras: me gusta Cthulhu, me gusta su mundo, el mundo de las historias de Lovecraft, por eso decidí tomarlo en mi blog. ¿Ahora está mejor? lo supuse.

Habrán notado que una vez a la semana aparece una entrada que dice “Dia #”, bien, eso es una suerte de novela. Un proyecto ambicioso, una novela por entregas como las que salieron publicadas en los periódicos hasta entrado el Siglo XX. “En las sombras del Tiempo” he decidido bautizarla, basada en el mundo de Lovecraft, de Blackwood y de Hope Hodgson, mundos oscuros, llenos de misterios y cosas que el hombre jamás podrá conocer desde su simple posición de observador de la Tierra. En esta novela, o cuento largo si lo prefieren, se encontrarán con espacios que les son conocidos; la Argentina es el punto de inicio de la historia, una Argentina de los años 50’s, una Patagonia bastante más inhóspita de la que conocemos actualmente.

Por otro lado, el blog va a llenarse con cuanta cosa se me venga a la cabeza: delirios propios de una mente corrupta por el internet, “añoranzas y pesares”, novedades del mundo geek (tecno, series, rol),  información y textos literarios (como para no perder la costumbre) y, claro está, escritos propios. Por el momento voy a estar sacando “En las sombras del Tiempo”, los jueves, pero pronto comenzaré con la entrega de una serie de historias del género Cyberpunk que saldrá algún otro día de la semana así tienen con qué entretenerse o razones suficientes para odiarme y suponer que soy como Rumpelstikin después de todo.

En fin, acerrimos lectores, fantasmas de la era tecnológica, sean bienvenidos a “La bitácora en la que nombramos a Cthulhu. En vano“, por favor, abróchense sus cinturones, acomodense en el asiento y disfruten de cuanto puedan. Cualquier comentario es bienvenido al igual que la distribución del presente blog, pero no de su contenido, sino serán perseguidos, cazados y encerrados en la “dimensión mazmorra” (no les recomiendo arriesgarse, es horrible, mi amigo Terry Pratchett les puede contar algunas cosas interesantes sobre ese lugar, ya lo voy a traer para que les cuente).

El Alquimista, cambio y fuera.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: