RSS

Llévame al frío acero

06 Oct

¿Pensaron que había muerto o que, en su defecto, había abandonado totalmente este espacio? Error. Peripecias y azañas para nada épicas influyeron en el abandono temporal de mi blog. Hay alquimia para rato, hay letra para muchas cosas, sólo hay que despertar al gigante dormido y convocar a las Musas.

“Y así, a través de crepúsculos sin fin, soñaba y esperaba, aún cuando no supiera qué. Hasta que en mi negra soledad, el deseo de luz se hizo tan frenético que ya no pude permanecer inactivo y mis manos suplicantes se elevaron hacia esa única torre en ruinas que por encima de la arboleda se hundía en el cielo exterior e ignoto. Y por fin resolví escalar la torre, aunque me cayera; ya que mejor era vislumbrar un instante el cielo y perecer, que vivir sin haber contemplado jamás el día.”

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en octubre 6, 2010 en Editorial, My mind

 

Una respuesta a “Llévame al frío acero

  1. .

    octubre 4, 2014 at 1:43

    Dijiste que habia alquimista para rato..

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: