RSS

Esta va de cine

13 May

24 hs después, nuestro héroe vuelve a su espacio virtual localizado físicamente en la Patagonia Rebelde…

Perdón, son los delirios propios de un extenuante día cargado de filosofía y lengua griega; todavía me pregunto por qué estudio una lengua muerta que jamás voy a usar. Pero está bueno saber lo que decía Homero eh, se la banca el tipo, aunque ahí te das cuenta de que aunque la edición de tu Odisea sea de Gredos, la traducción pierde mucho significado.

Bah, este post no va de eso, va de cine. Asique, aurevoir a mis comentarios universitarios —que por cierto, no veo la hora de que me den mis títulos.

Resulta que en mis paseos diarios por “la interné” me entero de muchas cosas, la gran mayoría irrelevantes para el común del ser humano, pero como no soy parte de ese grupo, para mí servirán tarde o temprano. Entre las muchas cosas que leo, las noticias referidas al cine son las principales —luego de las referidas a la política, economía, historia y literatura—, quizá porque tal institución de divertimento está en su auge y por eso tenemos cine hasta en la sopa del comedor de la facultad. Pero, el problema no está en que el séptimo arte esté disfrutando de una gran aceptación por parte de su público y por eso veamos una película nueva por semana, sino en otra cuestión: las remakes. No es que no tenga fé en ellas, solamente me gustaría que haya más novedad.

Desde hace unos años para acá —me atrevo a decir que desde la gran crisis del 2001, pese a que hubo algunos en el siglo pasado—, las remakes han estado a la orden del día, por dos motivos muy claros: a) no hay que escribir guión; y b) con algunos efectos extras a la gente le encanta y quieren más pochoclos. Así sucedió con clásicos como: Psicosis (1998), la pésima Masacre de texas (2003), The Ring (2005), The Grudge (2006), la inolvidable Vanilla Sky (2001), Death Race (2007), la conocidísima El planeta de los simios (2001) o La máquina del tiempo (2002), entre muchísimas más.

Si nos sentamos dos segundos a analizar esa pequeña lista de películas nombradas con conocimiento de causa y previo análisis informativo, podemos notar que la mayoría son peliculas de terror —y sí, ese género entre los pibes, garpa—. Es fácil poner un bicho feo con computadora, una sombra o un poco de sangre, de hecho facilita más aún el trabajo. Asique al guión y al agregado de efectos especiales se suma una cosa más: ¡denle la bienvenida al truquito barato del bicho que sale de abajo de la cama!

(Aplauda ahora)

·

·

(Fin del aplauso)

·

Actualmente hay tres o cuatro remakes que estan haciendo MUCHO ruido entre los feligreses del cine y es, quizá, porque son grandes bestias de la industria cinematográfica —las voy a mencionar solo para que digan “noooooo”—:

  1. Clash of Titans: película de principio de los 80’s que revivió hace poco más de un mes de la mano de Louis Leterrier y de la vedette del momento, Sam Worthington en el papel del mítico Perseo. Todavía no la vi, pero parece buena, no lo voy a negar.
  2. A nightmare on Elm Street (o Freddy, para los amigos): como la anterior, pertenece a esa maravillosa década que titulamos como “los 80’s”. Esta llegó hace una semana a las salas y ya recaudó no sé cuantos millones, cifras que nosotros jamás vamos a tocar. Lo bueno es que trabaja el colorado ese que hizo de Rorschach en Watchmen (peliculón); lo malo es que todavía no la vi.
  3. Conan: en realidad no estoy seguro de que sea un remake, de hecho rogaría por que sea una tercera entrega (aunque de esos casos particulares me voy a encargar después, quizá en otro post). De todos modos el actor no me cae bien, ¡no se parece a Conan! a no ser de que nuestro cimerio favorito se haya pasado unas semanas en Hawaii
  4. Depredador: sí, leyeron bien, se viene película nueva de los depredadores. Encubierta como un nuevo proyecto, con un guión “novedoso”, cuando lo único que hicieron es llevar gente al planeta de los depredadores para cazarlos, como hacian en la primera película, solo que tenía como escenario a la Tierra. De todos modos, si de depredadores se trata, con Rober Rodriguez a la cabeza, no puede ser muy mala… ¿no?

Así es, pesos pesados con mejores gráficos y nuevos actores que se enfrentan, catastróficamente, a las poquísimas novedades que nos trae el séptimo arte. Está muy claro que, por más remakes que sean, siempre terminan ganándole a las cosas nuevas o, por lo menos, la mayoría de las veces. Sin embargo, si no existiera esta moda de revivir películas, no habría nadie para hacerle pelea a las películas de super héroes —que ahora se producen en masa, ¡y está perfecto!— o a las continuaciones tardías como Rocky Balboa, Rambo IV y V, próximamente, Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, etc, etc, etc.

Quizá, y digo quizá para no arriesgar, solo debamos dejar que el cine muestre su verdadero rostro o, deberemos acostumbrarnos a los remakes como lo hicimos con las trilogías —gracias Wachoskys—. Mientras tanto, hay que ir y disfrutar sin recordar a qué nos estamos enfrentando.

El cine… es el cine y hay que aprovecharlo (mientras esté barato).

I’ll be back… soon.

Anuncios
 
5 comentarios

Publicado por en mayo 13, 2010 en Cinescopio

 

5 Respuestas a “Esta va de cine

  1. APLAUDÍ

    octubre 3, 2014 at 23:32

    Dejame decirte que estoy amando tu sentido de la ironía.
    Y estoy dudando si fue peor aplaudir cuando lo pusiste o leer esto en el 2014. Tú dime.

     
    • Tinianov

      octubre 4, 2014 at 13:34

      Ame con confianza que la vida está para eso. Si lograste aplaudir cuatro años más tarde, significa que todavía es aplicable a la actualidad. Bah, ¿a quién quiero engañar? Tendría que actualizar esta lista con “Robocop”, “Total Recall” y “Mad Max”… por ejemplo. Los remakes siguen vivos y parece que tenemos para rato.

       
  2. -

    octubre 4, 2014 at 15:59

    Igualmente, me retracto: Lo peor es que se que estás aquí respondiendo mientras tenes a la bitácora agonizando o mejor dicho muerta. Que estás haciendo que no escribis una nueva entrada?

     
    • Tinianov

      octubre 4, 2014 at 16:05

      ¡Qué pregunta! mi bitácora está muerta desde hace mucho, pero al mismo tiempo creo que está más viva que nunca sin mi intervención. Es como la idea del “genio maligno” de Descartes: está ahí siempre, se encarga de engañarnos y de confundirnos, pero al mismo tiempo nos pone obstáculos y nos mantiene ocupados.

       
  3. -

    octubre 4, 2014 at 16:24

    Me tomé el atrevimiento de leer gran parte de tu muy estupenda bitácora y como bien decís, está muerta desde hace mucho (enero 2013 para ser precisos) y a lo largo del año pasado y éste que casi llega a su fin, algo tendrá que haber cambiado en tu vida o haber pasado, ALGO que te incite a escribir, o bien, compartir con nosotros.
    Y por más que intente convencerte inútilmente para que escribas, confieso que cada dos por tres entro con la ilusión de que hayas publicado algo. No lo olvides.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: