RSS

¿Y entonces qué?

25 Feb

Supongo que, después de tanto tiempo, algún día tenía volver y que dar la cara, quizás hablar sobre algunas cosas como “buen” blogger -¡ja!-. Creo que lo último que soy es un buen blogger; aunque, en realidad, no comprendo muy bien su verdadero significado.

Siempre lo dije: para mí el blog es una hoja en blanco en la que escribo por gusto o porque lo necesito. Es algo sumamente personal que comparto con cierta gente -muy poca, por cierto-, pero tampoco es mi intención que esto se vuelva algo masivo, así está bien. De todos modos, hacía bastante que no me tomaba un ratito de mi vida para escribir algunas palabras, alejadas de los cuentos o mis preguntas retóricas.

Como podrán notar, mis últimos posteos han sido bastante irregulares a diferencia de los del mes de diciembre, en el que había algo nuevo por día. La razón es simple: en esos momentos había cierto dejo de emoción y de felicidad mezclados. Un día esa felicidad desapareció y mi cabeza volvió a su estado de animación suspendida. Hoy escribo de nuevo, sin prometer una regularidad pero si asegurando la pura existencia del blog y de mis actualizaciones.

“En las sombras del Tiempo” sigue siendo mi gran proyecto ambicioso y, como tal, lo voy a continuar hasta el final. Necesito ver a mi criatura con vida y creo que, aquellos que lo siguen, tienen ansias de saber qué diablos le pasa a su protagonista -que, por cierto, es un tipo con mucha mala suerte, como habrán notado-. El impás de un mes entre la cuarta y la quinta publicación se debió a algo simple: no estuve en la región. Sin embargo, encontré la forma de que, siguiendo los lineamientos de Lovecraft, quedara perfecto y le diera una razón más al personaje para dudar y temer. Les puedo asegurar que está metido en un BUEN lío.

Pero, además de este cuento/novela, agregué algunos cuentos sueltos, entre ellos el que publiqué ayer: “Un gusto adquirido”; totalmente de mi propiedad, desarrollado, dirigido y producido por quien les escribe. Espero que les haya agradado tanto como a mí al momento de verlo terminado, creo que no me sentía yo si no le daba un espacio a los vampiros en mi blog. Prometo que habrá más, mas cuentos varios, no sé si sobre vampiros. De hecho, tengo uno esperando para salir del Word y entrar al blog, pero voy a dejar pasar unos días hasta que vea la luz.

Por el momento, me despido hasta la próxima. Hay todo un mundo por explorar más allá de la ventana.

Alquimista, cambio y fuera.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 25, 2010 en Editorial

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: