RSS

Modas, vicios y hobbies

30 Ene

Cuántas cosas pasan frente a nuestros ojos durante nuestra corta visita sobre la faz de la Tierra. A cuántos objetos, peinados, ídolos y personajes nos aferramos para sentirnos parte de algo o, simplemente, para demostrar cierta idividualidad frente al resto por nuestros gustos. Cada etapa de nuestras vidas está regida por algo en particular que disfrutamos hacer y, generalmente, esta satisfacción nace de una moda que llega a nosotros de la mano de un conocido, un amigo o por mera casualidad.

Cuando esta moda – entiéndase leer cierto autor o género, jugar cierto juego, mirar determinada serie o coleccionar ciertos objetos- se convierte en un hábito constante, se transforma en un vicio. El vicio es ese deseo llevado al extremo,  hasta el punto de llegar sentir una sed insaciable de “eso”. Pasamos horas y días pensando en qué otro libro podemos encontrar, pensando en la próxima vez en la que juguemos ese juego que tanto nos atrapó o buscando ese muñeco de plomo tan dificil de conseguir.

Con el paso del tiempo algunos de esos vicios – que alguna vez fueron moda de un grupo selecto- se pierden; pero otro perduran. Son precisamente estos, los que perduran en el tiempo, los que atraviesan gran parte o toda nuestra vida, los que realmente valen la pena. Por un proceso de decantanción los vicios innecesarios, inservibles, momentáneos, quedan como sedimentos sobre un filtro que deja pasar solo aquellos de los que realmente disfrutamos. Estos vicios perdurables se han convertido en hobbies. De los hobbies realmente disfrutamos, son el escape de la realidad que todos necesitamos para sentirnos bien, para sentirnos vivos; mediante aquellos podemos sentirnos realizados, sentimos tranquilidad, sentimos que hacemos algo. El hobbie es un disfrute personal, es el momento de cada uno para respirar, para alejarse de todo y concentrarse realmente en uno mismo. Es un juego, es una colección de soldaditos, es hacer un deporte, es tallara madera; el hobbie puede ser cualquier cosa, es un vicio controlado y perdurable, un vicio que ha evolucionado para alcanzar la perfección y abandonar el mero estrato semántico de algo adictivo.

Las modas, los vicios y los hobbies, son tan necesarios para el ser humano como respirar o comer y, al mismo tiempo, son externos a nosotros. Ellos están ahí para que los veamos, los probemos y elijamos con cuál nos vamos a quedar. En mi caso tengo muchos, muchos vicios, algunos hobbies y ninguna moda; todas mis modas ya evolocionaron. Disfruto de cada uno de ellos como si fuera la primera vez que los veo; después de todo, así debe sentirse.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 30, 2010 en Stuff

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: